Whipsaws del dólar australiano sobre el último estímulo, ojos en la intervención monetaria

Whipsaws del dólar australiano sobre el último estímulo, ojos en la intervención monetaria

En los whipsaws de divisas de Australia, los ojos en la intervención monetaria para el dólar australiano son aquellos que tienen preguntas sobre un posible desastre natural en el Pacífico. Al Fondo Monetario Internacional (FMI) se le dice en voz baja que podría ser difícil abordar el problema de la persistente inestabilidad financiera en Asia a medida que los eventos se vuelven sobre los Whipsaws australianos.

Un informe reciente del FMI afirma que un evento inesperado en la Cuenca del Pacífico podría alterar el panorama financiero actual y hacer que el país se adapte a las demandas de una unión monetaria. Por supuesto, como la estabilidad financiera a escala global parece verse afectada por los propios problemas de Australia, es seguro decir que el papel del país se verá muy reducido durante este tiempo.

Si bien actualmente no hay planes para el estímulo directo, el país ha mantenido su tradición de vigilar su propio patio trasero con la vista puesta en la intervención del dólar australiano. Por supuesto, esta es también la misma estrategia utilizada por países como Australia, Nueva Zelanda, Canadá y el Reino Unido. El FMI está observando a todos estos países mientras intentan determinar cómo ayudarán a aliviar los problemas financieros a través de la intervención de las monedas.

La estabilidad financiera es una preocupación seria en estas naciones, ya que muchos han recurrido a los controles de capital o han impuesto impuestos para tratar de combatir la situación. Por supuesto, si bien trabajar con la manipulación de divisas puede ser efectivo, no siempre beneficia a las personas que sufren la angustia más inmediata.

En cuanto a Australia, el país no está siendo forzado a una intervención en dólares para el dólar australiano, y no hay controles de capital establecidos. Esto le da al país una ventaja considerable al trabajar con una intervención monetaria, que las otras naciones no tienen. También hace que las empresas australianas sean un poco más atractivas para los posibles inversores.

La mayoría de las naciones buscan administrar su imagen pública tanto como sea posible, y esto está causando muchos problemas. En Australia, están presionando a los bancos para que bajen las tasas, lo que en sí mismo no es bueno. Pero cuando los bancos acuerden los términos para evitar perder la confianza de los inversores, este es un mensaje muy poderoso para enviar a los inversores.

Además, el gobierno está buscando sacar dinero del país, lo que podría afectar negativamente el déficit comercial del país. Dado que muchas industrias dependen de los servicios de las instituciones financieras, es importante observar lo que las empresas pueden hacer para traer más dinero al país. Es una pena, pero los gobiernos y los dueños de negocios a menudo están en conflicto.

Entonces, ¿qué sucederá si los países involucrados en el programa no cooperan entre sí, como espera el FMI? Es importante tener en cuenta que algunos observadores no creen que la intervención monetaria funcione para evitar que Australia se inunde con dólares estadounidenses. Los países ya están trabajando duro para deshacerse de los dólares estadounidenses, lo que significa que pueden querer encontrar una manera de deshacerse de ellos.

Este es el ejemplo perfecto de por qué la práctica de intervención en dólares no siempre va de acuerdo con el plan. Es el mismo argumento que se usó contra el “paquete de estímulo” original en 2020. Fue un gran error y sigue siendo una gran responsabilidad para el país.

Varios economistas no están tan seguros como el FMI sobre la capacidad de la intervención del dólar para detener la caída hacia una mayor hiperinflación. Esto es especialmente cierto porque hay países que usan el euro como estándar para comparar. Esas naciones tienen circunstancias muy diferentes, y pueden desconfiar de participar en una intervención monetaria sobre el dólar australiano.

El país también ha participado en la intervención monetaria con los Estados Unidos en el pasado, y parece estar funcionando, por lo que puede que no haya razón para eliminar por completo la práctica de la intervención del dólar. en el proceso. Cuando se trata de un estudio de la salud financiera de Australia, la influencia de la manipulación de la moneda podría ser la próxima en entrar en juego.